Ir al contenido principal

Gabinete de Naturopatía Rosa García

6 consejos para volver a la rutina con energía

Para muchos se nos han acabado las vacaciones. La verdad es que este verano del 2019 me ha permitido tener momentos de descanso, de familia, de amor, de disfrute gastronómico, de paz, de reconexión, de aprendizaje de otras culturas... me siento agradecida por haber podido disfrutar de todo ello. 

Pero como todo lo bueno (eh, ¡y también lo malo!) se acaba y es momento de prepararse para la vuelta al trabajo, al cole y a la rutina. 

6 consejos para volver a la rutina con energía

La experiencia me dice que sois muchos los que en este momento del año me contáis que estáis tristes y muy cansados. Para lo primero, os recomiendo que reviséis este artículo que publiqué hace un tiempo sobre los puntos clave para evitar la depresión postvacacional. Y para lo segundo, os voy a dar unos consejos generales que considero indispensables para afrontar esta nueva etapa con mayor energía y vitalidad. 

¡Empezamos!

Mejora tus desayunos

Las prisas y la costumbre nos lleva a desayunar alimentos y productos demasiado dulces y muy poco nutritivos. Aunque te lo hayan hecho creer, los cereales con azúcares añadidos, la tostada de pan blanco con mermelada, las magdalenas... no son un desayuno completo.

Desayunos así te permitirán tener una punta de energía muy fuerte durante un lapso concreto de tiempo, pero esa energía enseguida caerá y te sentirás pesadamente cansado.

Es mejor que incorpores a tus desayunos alimentos que sean capaces de proporcionar energía para toda la mañana. Sustituye el pan blanco por pan integral o hazte un porridge de avena con frutos secos y fruta.

Visita este artículo para tener más ideas de desayunos completos y saludables.

Duerme las horas que necesites

Ni más, ni menos. De esta manera, te sentirás descansado por las mañanas. Si notas que no te despiertas bien, evalúa si has dormido demasiadas horas, o lo contrario, si has dormido en exceso.

Mi recomendación es que te acuestes y te levantes siempre a la misma hora, aproximadamente.

Si tienes dificultades para conciliar o mantener el sueño, te invito a que leas este artículo en el que hablo sobre el insomnio.


Reduce el exceso de cafeína y de bebidas energéticas 

De la mano del anterior punto, llegamos a este. Confieso que me encanta el café, pero lo tomo siempre en pequeñas dosis, las justas para favorecer mi concentración. Si por el contrario, tomara más café, estaría aumentando mi irritabilidad, aumentando mi tensión arterial y afectaría negativamente a mi sueño. 

Y sobre las bebidas energéticas... además de contener una gran cantidad de cafeína, contienen muchísimo azúcar. Con lo que te energizarán mucho, pero a la larga te multiplicarán la sensación de sueño. 

Intenta no consumir más de dos tazas de café antes del mediodía. Y después de esa hora, mi consejo es que no bebas más café. 

¿Quieres más información sobre el café? ¡Aquí te la dejo!

6 consejos para volver a la rutina con energía

Come lo que tu cuerpo y tu mente necesitan

Es cierto que mantener un peso adecuado nos ayuda a sentirnos con más energía, pero no tiene sentido alguno que no comas lo suficiente para así mantenerte en esa talla.

Créeme, las dietas restrictivas no son buenas para nadie en ningún caso. Ya no sólo es que no comerás las calorías necesarias, es que seguramente no estarás consumiendo todos los nutrientes que necesitas, aumentando el riesgo de sufrir una variedad de enfermedades.

Es muy importante que mantengas una pauta de comidas equilibrada. 


Aleja el estrés y las preocupaciones

¿Has oído a hablar de la mente del mono? Es una metáfora que viene a representar todas aquellas veces que nuestra cabeza está yendo de un pensamiento a otra sin parar, como hace un mono con las ramas de un árbol. 

El estrés es un gran enemigo, aumenta la frecuencia cardíaca, la tensión arterial y la tensión muscular. Todo ello, produce cansancio.

Concede a tus preocupaciones sólo la importancia que tienen, y limita un tiempo determinado para ellas. Que no te consuman todo el día. 

Practica actividades de autocuidado, para tu cuerpo y para tu mente. 

La alimentación también te ayudará, mira qué alimentos alivian la ansiedad.

Haz algo de actividad física

Es algo que te ayudará mucho a resolver el punto anterior. Además, cuando pasamos largas jornadas laborales sentados delante del ordenador, nuestro cuerpo entra en un estado de "reposo" que hace que nos sintamos mucho más cansados. Cuando, en realidad, lo que está demandando es algo de movimiento.

Si puedes, una vez cada hora levántate de tu silla y da un pequeño paseo por la oficina. Ve al baño, ve a por agua, ve a buscar material o a comentar algo con algún compañero. Te ayudará. 

Y encuentra una actividad física que te guste, que sea un placer realizarla. Sería ideal que incorporara tanto estiramientos, como cardio como fuerza.

¿Quieres saber qué le pasa a nuestro cuerpo cuando iniciamos una rutina de ejercicios? ¡Te lo dejo aquí!

6 consejos para volver a la rutina con energía


Seguro que si aplicas todos estos consejos y los adaptas a tu día a día, conseguirás sentirte con mucha vitalidad. Si necesitas asesoramiento o resolver alguna duda, puedes contactarme por aquí para el asesoramiento de Les Corts Natural.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La clave para cumplir con tus propósitos de 2019

Hace ya unos días que hemos iniciado un nuevo año, este 2019 que espero, esté lleno de aprendizajes para todos. Me hace mucha ilusión y me embriaga de alegría continuar escribiendo en este blog, un espacio en el que pretendí compartir las mejores aportaciones que nos brinda la Naturopatía y que me ha permitido compartir un camino precioso con personas maravillosas. 

Mi mayor deseo para este 2019 es precisamente este, seguir estando al lado de personas con el objetivo de aportar alguna mejora en su día a día. En este punto, agradezco a todas las personas que consultan en mi Asesoramiento de Naturopatía y os deseo un feliz 2019.

Hablando de deseos y objetivos, ¿os acordáis de los retos saludables para el 2018 que planteamos al inicio del año pasado? Sé que algunos de vosotros los habéis tenido muy en mente y os felicito por ello, seguro que habéis aprendido a comprender mejor a vuestro cuerpo y le habéis dotado de mayor bienestar.  También sé que hay otras personas que han tenido mayor dif…

Combate la anemia con estos alimentos

Hace unas semanas hablábamos del cansancio que muchas personas presentan en estos primeros días de primavera. En el anterior artículo hablé de la astenia primaveral y cómo esta podía causarnos fatiga, malestar y sentimientos de tristeza. Sin embargo, debemos estar atentos a las señales de nuestro cuerpo porque, a veces, el cansancio puede ser síntoma de una patología que puede llegar a ser grave. En esta ocasión, voy a hablar de la anemia por falta de hierro.



¿Qué es la anemia ferropénica?A grandes rasgos, la anemia ferropénica se produce por falta de hierro en la sangre. Necesitamos el hierro para poder producir hemoglobina, una proteína que se encarga de transportar las moléculas de oxígeno hasta las células de nuestro cuerpo, para que éstas puedan vivir y desarrollar con normalidad su imprescindible actividad.
Como puedes ver, la falta de hierro puede tener consecuencias muy graves para la salud si se prolonga en el tiempo y se convierte en crónica, sin recibir el tratamiento adecuad…

Cerebro e intestino

¿Nunca has pensado que cerebro e intestino van de la mano? ¿No?... y sin embargo, seguro que has sentido mariposas en el estómago, no has podido comer por tristeza o has tenido que ir urgentemente al baño tras una situación de nervios.
Eso es porque cerebro e intestino trabajan muy juntos. Los científicos llevan más de treinta años investigando este complejo intercambio de mensajes, también conocido como “eje cerebro-intestino”.


Como seguramente recordarás, el intestino delgado recibe la comida del estómago y continúa la descomposición del alimento iniciada en el segundo. Las paredes absorben los nutrientes, que pasan al torrente sanguíneo y se apartan los desechos, que van al intestino grueso, donde se forman las heces. Así, El 90% de la fauna microbiana que vive en nuestro interior compone la microbiota, que recubre las paredes y vellosidades de nuestro intestino.
Y todo ello está conectado directamente con nuestro cerebro a través del sistema nervioso entérico, el sistema nervioso aut…