Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2018

Gabinete de Naturopatía Rosa García

Mi foto
Rosa Garcia
Tengo la gran fortuna de realizar un trabajo en el campo de la salud como naturópata. Trabajo a favor del proceso que el propio cuerpo establece para su equilibrio. Mi  objetivo es potenciar la capacidad de recuperación que todo ser humano tiene, de una manera individualizada y evaluando a la persona de una manera global. Reeducar al individuo para que adquiera un estilo de vida saludable y fomentar el autocuidado y la responsabilidad personal que implica la salud.

Como colegiada FENACO 2946 realizo sesiones de Naturopatía en el Gabinete de Naturopatía Rosa García (C/Vallespir, 169, Barcelona) y también por Skype. 


Menopausia (positivamente) revolucionaria II: ¿Por qué engordo si como lo mismo de siempre?

Hace unas semanas inicié una serie de artículos dedicados a la menopausia, una fase vital por la que pasamos el 50% de la población y de la que tan poco se sabe. 
En esta ocasión, voy a hablar sobre el principal motivo de consulta de las mujeres que vienen a verme y recibir un asesoramiento de naturopatía: ¿Por qué engordo si como lo mismo de siempre?
Es algo muy común, que alarma e incomoda a muchas mujeres. En este caso, yo siempre digo que no es nada de lo que preocuparse, al contrario, ¡significa que nuestro organismo está siguiendo su proceso natural! 

Es comprensible que dediquemos atención a los cambios corporales, pero nuestra actitud frente a ellos va a ser determinante: Podemos enfurecernos, entristecernos y llegar a odiar a nuestro cuerpo, o bien, podemos aceptar los cambios y desde el amor y el respeto por nosotras mismas cuidarnos para estar de la mejor manera posible. 
Es posible que amar a nuestro cuerpo -si hemos llegado al punto de odiarlo- sea complicado de conseguir de …

Menopausia (positivamente) revolucionaria I: Las glándulas suprarrenales

Mi propia experiencia personal me ha enseñado mucho sobre la menopausia. Recuerdo que cuando empezaron los primeros síntomas me costó reconocerlos y, sin embargo, sabía que algo en mí no estaba funcionando de la misma manera: Mi cuerpo se comportaba diferente, mi mente estaba descontrolada y a la vez, extremadamente cansada, mi estado de ánimo fluctuaba, dormía mal y el apetito sexual variaba cada vez más. No me di cuenta de que estaba en la perimenopausia
¡Qué extraños momentos! De repente me sentía mil años más mayor y empezaba a cuestionarme el valor de mí misma. Perdía prácticamente mi identidad, como persona y como mujer. E incluso hasta como naturópata, porque... ¿Cómo podía ser que a mí, una persona que había cuidado siempre su alimentación, con consciencia corporal y mental, que había cuidado de mi alma, y con conocimientos de todo tipo a cerca del tema le estuviera afectando la menopausia (en ese momento perimenopausia) de esa manera?


Afortunadamente, a base de volver a conoc…