Ir al contenido principal

Gabinete de Naturopatía Rosa García

ALIMENTOS QUE AUMENTAN NUESTRAS DEFENSAS



El sistema inmunitario es un complejo entramado de células del cuerpo humano que se encarga de defendernos de las infecciones causadas por agentes patógenos como bacterias o virus. 
Nuestro sistema inmunitario también combate los efectos del estrés diario. 
El ritmo de vida actual hace que bajen las defensas de nuestro organismo y aumente el riesgo de sufrir enfermedades.

Con el frío y los nuevos virus el organismo necesita más que nunca una ayuda extra para reforzar sus defensas de un modo natural, el incluir estos alimentos en tu alimentación y la de tu familia te ayudará a estar protegidos. 


AJOS Y CEBOLLAS: LOS “AHUYENTA-BICHOS”
Aunque los más importantes son el ajo y la cebolla, el resto de Allium pueden ser útiles en esta misión. Puerros, cebolletas, ajos tiernos, calçots, etc. Además de estimular las defensas, su efecto antibiótico natural y febrífugo está más que comprobado. Siendo efectivos en infecciones urinarias, respiratorias e intestinales. Podemos consumirlos en crudo, ¡siempre y cuando lo tolere nuestro estómago! La alternativa es la confección de sopas y purés, que además son depurativas por favorecer la eliminación de toxinas a través del sudor.

CRUCÍFERAS: col, coliflores, brécol, repollo, berza, nabos, etc.

CÍTRICOS: De entre los más famosos inmunoestimulante, los ricos en vitamina C y bioflavonoides se llevan el gran premio.
Por ello, los cítricos, el kiwi, la guayaba, el litchi y los pimientos son buenos alimentos para prevenir las infecciones.

HOJAS VERDES Y SEMILLAS MÁGICAS
Consideremos todos los tipos de semillas: legumbres, cereales integrales y frutos secos... De estos y de los vegetales que se consumen sus hojas podemos obtener multitud de micronutrientes esenciales para la formación de nuestras células defensivas: vitamina E, vitamina B9, calcio, hierro, magnesio, potasio, selenio y zinc.

ANTIOXIDANTES Y DEFENSAS ANTITUMORALES
Además de potenciar la defensa antioxidante del organismo, podemos favorecer la actividad de las células de defensa antitumorales aportando vitamina C, betacarotenos y enzimas proteolíticas. En general, los alimentos vegetales, especialmente los que se suelen consumir crudos son útiles, aunque destacamos:

BAYAS: moras, fresas, arándanos y grosellas, con alto contenido en antocianos.
CÍTRICOS: especialmente limón, naranja, mandarina y pomelo.
MANZANA: gran depurativa, efectiva contra el cáncer de colon.
PIÑA: bien fresca contiene enzimas proteolíticas.
UVA: gran depurativa, interesante por su contenido en Resveratrol.
ZANAHORIA: su contenido en provitamina A garantiza la protección, especialmente en cáncer de mucosas (genitourinario, respiratorio e intestinal).

ALIMENTOS REPOBLADORES: UNA BUENA BARRERA
Consideremos a los microorganismos presente en nuestra microbiota simbionte intestinal (“flora bacteriana”) como la primera barrera de entrada a numerosos microorganismos patógenos.
Los alimentos que nos proporcionan bacterias que regeneran esta microbiota intestinal se denominan probióticos. Los contienen los siguientes alimentos: yogur, kéfir, miso no pasteurizado, tempeh y tamari.
Por otra parte, carbohidratos no digeribles como oligosacáridos, inulina, ácido glutámico, etc., que encontraremos en el trigo y la avena, ajos, cebollas y puerros, alcachofas, remolacha, manzana, pera, etc.



Nota: Todo lo expresado en este sitio de internet solo tiene propósitos informativos. Ninguna información presentada aquí pretende sustituir el consejo de su médico o proveedor de salud. No debería emplear ninguna información contenida en nuestra página para auto diagnosticarse o tratar personalmente enfermedades o condiciones médicas que posea. Si usted sospecha que tiene alguna enfermedad, se le sugiere contactar a su proveedor de salud inmediatamente. 

http://www.naturopatia-rosagarcia.es/

 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

REGULAR LA TIROIDES CON LA ALIMENTACION

Menopausia (positivamente) revolucionaria I: Las glándulas suprarrenales

Mi propia experiencia personal me ha enseñado mucho sobre la menopausia. Recuerdo que cuando empezaron los primeros síntomas me costó reconocerlos y, sin embargo, sabía que algo en mí no estaba funcionando de la misma manera: Mi cuerpo se comportaba diferente, mi mente estaba descontrolada y a la vez, extremadamente cansada, mi estado de ánimo fluctuaba, dormía mal y el apetito sexual variaba cada vez más. No me di cuenta de que estaba en la perimenopausia
¡Qué extraños momentos! De repente me sentía mil años más mayor y empezaba a cuestionarme el valor de mí misma. Perdía prácticamente mi identidad, como persona y como mujer. E incluso hasta como naturópata, porque... ¿Cómo podía ser que a mí, una persona que había cuidado siempre su alimentación, con consciencia corporal y mental, que había cuidado de mi alma, y con conocimientos de todo tipo a cerca del tema le estuviera afectando la menopausia (en ese momento perimenopausia) de esa manera?


Afortunadamente, a base de volver a conoc…

Menopausia (positivamente) revolucionaria II: ¿Por qué engordo si como lo mismo de siempre?

Hace unas semanas inicié una serie de artículos dedicados a la menopausia, una fase vital por la que pasamos el 50% de la población y de la que tan poco se sabe. 
En esta ocasión, voy a hablar sobre el principal motivo de consulta de las mujeres que vienen a verme y recibir un asesoramiento de naturopatía: ¿Por qué engordo si como lo mismo de siempre?
Es algo muy común, que alarma e incomoda a muchas mujeres. En este caso, yo siempre digo que no es nada de lo que preocuparse, al contrario, ¡significa que nuestro organismo está siguiendo su proceso natural! 

Es comprensible que dediquemos atención a los cambios corporales, pero nuestra actitud frente a ellos va a ser determinante: Podemos enfurecernos, entristecernos y llegar a odiar a nuestro cuerpo, o bien, podemos aceptar los cambios y desde el amor y el respeto por nosotras mismas cuidarnos para estar de la mejor manera posible. 
Es posible que amar a nuestro cuerpo -si hemos llegado al punto de odiarlo- sea complicado de conseguir de …

La clave para cumplir con tus propósitos de 2019

Hace ya unos días que hemos iniciado un nuevo año, este 2019 que espero, esté lleno de aprendizajes para todos. Me hace mucha ilusión y me embriaga de alegría continuar escribiendo en este blog, un espacio en el que pretendí compartir las mejores aportaciones que nos brinda la Naturopatía y que me ha permitido compartir un camino precioso con personas maravillosas. 

Mi mayor deseo para este 2019 es precisamente este, seguir estando al lado de personas con el objetivo de aportar alguna mejora en su día a día. En este punto, agradezco a todas las personas que consultan en mi Asesoramiento de Naturopatía y os deseo un feliz 2019.

Hablando de deseos y objetivos, ¿os acordáis de los retos saludables para el 2018 que planteamos al inicio del año pasado? Sé que algunos de vosotros los habéis tenido muy en mente y os felicito por ello, seguro que habéis aprendido a comprender mejor a vuestro cuerpo y le habéis dotado de mayor bienestar.  También sé que hay otras personas que han tenido mayor dif…