Ir al contenido principal

Gabinete de Naturopatía Rosa García

Mi foto
Rosa Garcia
Tengo la gran fortuna de realizar un trabajo en el campo de la salud como naturópata. Trabajo a favor del proceso que el propio cuerpo establece para su equilibrio. Mi  objetivo es potenciar la capacidad de recuperación que todo ser humano tiene, de una manera individualizada y evaluando a la persona de una manera global. Reeducar al individuo para que adquiera un estilo de vida saludable y fomentar el autocuidado y la responsabilidad personal que implica la salud.

Como colegiada FENACO 2946 realizo sesiones de Naturopatía en el Gabinete de Naturopatía Rosa García (C/Vallespir, 169, Barcelona) y también por Skype. 


RECOMENDACIONES PARA EL CUIDADO NATURAL DE TU PIEL



Las alteraciones de la piel reflejan  tanto conflictos emocionales como agresiones externas, las terapias y remedios naturales son fuentes de gran ayuda para mejorar o solucionar sus problemas.
La dieta y la higiene son las principales herramientas preventivas.


Cuando aparece un síntoma en nuestra piel hay que investigar su origen no tratarlo de forma superficial, sino buscar su causa, el conseguir una piel bonita es un trabajo desde dentro hacia afuera.

BUENOS ALIMENTOS
Una piel reseca o descamada, puede estar causada por deficiencias en la alimentación. La piel se regenera por completo cada 28 días y para que esta renovación continua se realice con éxito resulta necesario un aporte continuado de nutrientes, especialmente vitaminas A, B2, B6 y E, hierro, selenio y ácidos grasos esenciales.

• Vitamina A. Es esencial para la renovación celular y para el buen funcionamiento del las glándulas sudoríparas y sebáceas. También previene la aparición de manchas. Fuentes alimentarias son los huevos y los productos lácteos. En forma de betacaroteno, que en el cuerpo se transforma en vitamina A, se halla en la zanahoria, la calabaza, el melón cantalupo, el mango, el pomelo, el albaricoque, los melocotones, las nectarinas, el brócoli, la espinaca y la mayoría de las hortalizas de hoja verde. Cuanto más intenso es el color de la fruta u hortaliza, mayor es el contenido de betacaroteno. 

• Vitaminas B2 y B6. Su deficiencia puede ocasionar un exceso de grasa en la piel. La vitamina B2 o riboflavina abunda en los productos lácteos, los huevos, las legumbres y los frutos secos. La vitamina B6 o piridoxina se halla en los frutos secos, las judías verdes, el germen de trigo, la levadura de cerveza, las algas, los huevos y en general en los productos frescos.  

• Vitamina E. Previene la degeneración relacionada con el ataque de los radicales libres, tanto los producidos por el propio como organismo como los que llegan del exterior. Esta vitamina se encuentra en abundancia en los aceites virgen extra y crudos de oliva, girasol y germen de trigo, en los aguacates y  en los frutos secos. 

• Hierro. Una piel y unas mucosas pálidas pueden deberse a una deficiencia de hemoglobina y por tanto a una carencia de este mineral. Además de la carne y el pescado, fuentes recomendables de hierro son los huevos, la levadura de cerveza, los frutos secos, los cereales integrales, las legumbres, las verduras de hoja verde y las frutas desecadas. Para mejorar la absorción del hierro conviene tomar suficiente vitamina C, abundante en los cítricos (naranja, mandarina, limón, pomelo), los kiwis, las bayas o los pimientos frescos. Esta vitamina también participa en la formación de colágeno.

 • Selenio. Como las vitaminas A, C y E es un potente antioxidante que reduce el riesgo de aparición de tumores, entre ellos el de piel o melanoma. Además de en la carne, el pescado y el marisco, se encuentra en los cereales  intergrales, los huevos, las nueces de Brasil y otros frutos secos. 

• Ácidos grasos esenciales (linoleico y alfalinolénico). La defiencia de cualquiera de los dos provoca deshidratación de la piel, disminuye su elasticidad y afecta al equilibrio del manto ácido. Los alimentos más abundantes son los pescados azules (salmón, trucha, sardinas...), los frutos secos y los aceites de semillas (girasol, maíz, soja, lino, sésamo...). 
Además de los nutrientes, es necesaria una ingesta suficiente de líquido para mantener la piel hidratada y sana. Conviene beber un mínimo de un litro al día de agua mineral natural, más otro litro a traves de los alimentos; frutas y verduras.
Pero no sólo las deficiencias ocasionan problemas. El exceso de proteínas puede saturar y por lo tanto toxificar los órganos emuntores, hígado y riñones, obligando a la piel a que actúe como órgano depurador de urgencia.
Los productos lácteos, los huevos, el marisco, las fresas, el chocolate, los embutidos, las conservas, el queso curado, los productos de panadería y los frutos secos pueden provocar urticarias y eczemas en personas sensibles. 

UNA CORRECTA  HIGIENE
El cuidado de la piel no pasa por utilizar muchos productos de higiene o cosméticos. El uso excesivo de jabones, por ejemplo, reduce la acidez de la piel y altera su funcionamiento. Los ingredientes artificiales contenidos en los productos convencionales pueden irritarla y provocar reacciones alérgicas.

El auténtico cuidado de la piel se basa en seguir una alimentación equilibrada, rica en los nutrientes que participan en los procesos fisiológicos de la piel, realizar baños y masajes con sustancias naturales, y hacer ejercicio físico regularmente para activar su funcionamiento.

La ducha diaria puede realizarse con una cantidad mínima de jabón. la temperatura del agua ni fría ni muy caliente y procurar friccionarse con suavidad con un guante de lufa o de toalla.

Tras la ducha conviene aplicarse sobre la piel todavía húmeda un aceite vegetal que ayude a retener la humedad. Los de almendras dulces y sésamo son ideales, aunque también puede utilizarse ocasionalmente aceite de oliva.

En cuanto a la piel de la cara conviene realizar los siguientes protocolos:
• Lavar es el primer paso. Deben usarse exclusivamente jabones vegetales y plantas medicinales. Se puede empezar con agua caliente y terminar con agua fría. 
Tonificar es necesario para equilibrar la acidez de la piel (el lavado la alcaliniza demasiado). Para ello hay que elegir tónicos naturales certificados. Son recomendables las lociones de hamamelis y de rosa mosqueta.
• Hidratar, después de lavar y tonificar, con aceites y cremas de día de características adecuadas al tipo de piel personal (seca, grasa o normal).




Comentarios

Entradas populares de este blog

REGULAR LA TIROIDES CON LA ALIMENTACION

Qué y cómo comer en el desayuno de un hotel

Estamos llegando ya hacia la mitad del verano, y aunque muchos ya habréis ido de vacaciones, otros tantos (entre los que me incluyo) estaréis deseando que llegue el día marcado en rojo en el calendario para coger las maletas e iros a vuestro destino vacacional. Sea cual sea tu destino, disfrútalo día a día, momento a momento y no caigas en la trampa de pensar en la vuelta al trabajo, ¡aún quedan días para ello! Y si ya lo ves muy cerca y quieres algunas claves para llevar la vuelta al trabajo de mejor manera, aquí te dejo un artículo en el que hablo sobre ello.


¿Dónde vas a dormir en tus vacaciones?
Si la respuesta es en un hotel, es más que probable que hayas escogido incluir desayuno en el paquete de la estancia, pues es cierto que suele resultar más económico que ir fuera. Y seamos claros: ¡Los desayunos de hotel son uno de los grandes placeres de la vida! Al menos yo, me levanto contentísima y con ganas de ver el buffet de desayuno y lo que puedo encontrar para cargar pilas, disfr…

Volver a llevar un estilo de vida saludable después de las vacaciones

Como cada año, después del verano, muchas de las personas que acuden al Gabinete de Naturopatía Rosa García para adelgazar, se encuentran que han ganado algún quilo de más. Si bien en el Gabinete lo que promovemos es el aprendizaje de hábitos saludables para llevar un estilo de vida adecuado, es bien normal que en verano estos hábitos se pierdan un poco. Lo primero que hago siempre es tranquilizar a la persona, que suele estar algo decepcionada consigo misma, ya que también es importante disfrutar de la vida y poder darnos algún que otro capricho. Lo importante es poderlo identificar y parar cuando queramos. 


Para poder volver a llevar un estilo de vida saludable después de las vacaciones, es imprescindible desintoxicarse. Una manera de empezar es organizarse y tener un plan para retomar los hábitos aprendidos y "olvidados" en verano. Te recomiendo que nada más empieces, hagas una lista de la compra que tienes que realizar para poder llevar a cabo la dieta que sueles seguir e…