Ir al contenido principal

Gabinete de Naturopatía Rosa García

Mi foto
Rosa Garcia
Tengo la gran fortuna de realizar un trabajo en el campo de la salud como naturópata. Trabajo a favor del proceso que el propio cuerpo establece para su equilibrio. Mi  objetivo es potenciar la capacidad de recuperación que todo ser humano tiene, de una manera individualizada y evaluando a la persona de una manera global. Reeducar al individuo para que adquiera un estilo de vida saludable y fomentar el autocuidado y la responsabilidad personal que implica la salud.

Como colegiada FENACO 2946 realizo sesiones de Naturopatía en el Gabinete de Naturopatía Rosa García (C/Vallespir, 169, Barcelona) y también por Skype. 


Piel, cabello y uñas. ¿Quieres realzar su belleza? Mejor desde el interior


Los productos de belleza en muchos casos actúan solo de manera superficial y al mejorar la visión no hacemos más que enmascarar un problema que está causado por un desequilibrio interno. 
El cabello, la piel y las uñas son un espejo de nuestra vitalidad interior.
Si quiere realzar ganar belleza primero es necesario que busque un equilibrio en tu alimentación donde no faltan los nutrientes principales


La piel es el primer signo visible de nuestro estado 

La piel es un tejido que nos protege de las agresiones externas..

Una piel radiante suele ser el primer signo visible de un buen estado de salud y de una correcta alimentación, ya que un gran número de alteraciones de la piel son el resultado, en parte, de carencias nutricionales.

Un rostro envejecido  puede ser consecuencia de una carencia de zinc, de vitaminas C y D, y de aminoácidos, que aportan elasticidad al colágeno de la piel.
 
La palidez de la piel puede ser signo de anemia (escasez de glóbulos rojos), generalmente por falta de hierro, aunque también puede deberse a una carencia de ácido fólico (vitamina B9), de vitamina B12, de cobre o de vitamina C.
Una piel seca suele ser indicio de una carencia de ácidos grasos poliinsaturados del tipo Omega-6, de vitamina A o de betacaroteno (el precursor de la vitamina A).

Desde hace unos años, se relaciona el acné con una alimentación rica en productos refinados, además de un posible déficit de zinc y vitamina A.

Cabello pobre y uñas quebradizas
La primera causa de una debilidad en faneras (cabello y uñas) es hormonal. Durante la menopausia, la disminución de estrógenos y finalmente la falta total de estrógenos da lugar a un desequilibrio hormonal en favor de las hormonas androgénicas (testosterona), lo que se traduce en un cabello más frágil, más fino, de crecimiento más lento y con menos brillo.

En el hombre, la caída del cabello suele ir ligada a factores hereditarios. La caída del cabello se debe a una sensibilidad especial del folículo pilosebáceo a la disminución de la producción de dihidrotestosterona. Los factores nutricionales también pueden agravar la caída del cabello o favorecer la aparición de caspa.

Hoy en día sabemos que todos los tipos de caída del cabello, incluso los de origen hormonal, pueden acelerarse o agravarse por una alimentación que no aporte suficientes micronutrientes, especialmente vitaminas del grupo B, vitamina C, vitamina D, hierro, zinc y aminoácidos.

Como sucede con el cabello, las uñas también reflejan nuestro estado de salud. La falta de hierro, magnesio y vitaminas A, B5, B8 y E crea problemas que les afectan: deformaciones (aparición de fisuras o huecos), aspecto arcilloso, alteración del color (color amarillento, azulado o pálido), desdoblamiento y uñas quebradizas. 
Alimentación equilibrada
Una alimentación basada en el consumo de frutas con escaso contenido en azúcar, legumbres crudas y alimentos ricos en proteínas animales como la carne, las aves y el pescado, cocinados a baja temperatura,  proporciona los nutrientes esenciales que el organismo necesita para regenerar la piel, el cabello y las uñas (betacaroteno, vitamina A, vitaminas B, zinc, silicio, aminoácidos sulfurados, ácidos grasos poliinsaturados…).
No obstante, en algunos casos (problemas hormonales o agresiones externas), restablecer el equilibrio alimentario no será suficiente. Si así fuera, los suplementos alimenticios podrían desempeñar una función decisiva siempre recomendados de manera profesional.

http://www.naturopatia-rosagarcia.es/

Nota: Todo lo expresado en este sitio de internet solo tiene propósitos informativos. Ninguna información presentada aquí pretende sustituir el consejo de su médico o proveedor de salud. No debería emplear ninguna información contenida en nuestra página para auto diagnosticarse o tratar personalmente enfermedades o condiciones médicas que posea. Si usted sospecha que tiene alguna enfermedad, se le sugiere contactar a su proveedor de salud inmediatamente. 

 



Comentarios

Entradas populares de este blog

REGULAR LA TIROIDES CON LA ALIMENTACION

Qué y cómo comer en el desayuno de un hotel

Estamos llegando ya hacia la mitad del verano, y aunque muchos ya habréis ido de vacaciones, otros tantos (entre los que me incluyo) estaréis deseando que llegue el día marcado en rojo en el calendario para coger las maletas e iros a vuestro destino vacacional. Sea cual sea tu destino, disfrútalo día a día, momento a momento y no caigas en la trampa de pensar en la vuelta al trabajo, ¡aún quedan días para ello! Y si ya lo ves muy cerca y quieres algunas claves para llevar la vuelta al trabajo de mejor manera, aquí te dejo un artículo en el que hablo sobre ello.


¿Dónde vas a dormir en tus vacaciones?
Si la respuesta es en un hotel, es más que probable que hayas escogido incluir desayuno en el paquete de la estancia, pues es cierto que suele resultar más económico que ir fuera. Y seamos claros: ¡Los desayunos de hotel son uno de los grandes placeres de la vida! Al menos yo, me levanto contentísima y con ganas de ver el buffet de desayuno y lo que puedo encontrar para cargar pilas, disfr…

Menopausia (positivamente) revolucionaria I: Las glándulas suprarrenales

Mi propia experiencia personal me ha enseñado mucho sobre la menopausia. Recuerdo que cuando empezaron los primeros síntomas me costó reconocerlos y, sin embargo, sabía que algo en mí no estaba funcionando de la misma manera: Mi cuerpo se comportaba diferente, mi mente estaba descontrolada y a la vez, extremadamente cansada, mi estado de ánimo fluctuaba, dormía mal y el apetito sexual variaba cada vez más. No me di cuenta de que estaba en la perimenopausia
¡Qué extraños momentos! De repente me sentía mil años más mayor y empezaba a cuestionarme el valor de mí misma. Perdía prácticamente mi identidad, como persona y como mujer. E incluso hasta como naturópata, porque... ¿Cómo podía ser que a mí, una persona que había cuidado siempre su alimentación, con consciencia corporal y mental, que había cuidado de mi alma, y con conocimientos de todo tipo a cerca del tema le estuviera afectando la menopausia (en ese momento perimenopausia) de esa manera?


Afortunadamente, a base de volver a conoc…