lunes, 13 de febrero de 2017

En San Valentín: ¡Quiérete!

Estemos más o menos de acuerdo con San Valentín, siempre es un bueno momento para celebrar el amor, ya sea en pareja, con amigos o de manera individual. En este artículo, y con la colaboración de Ariana Sabaté, psicóloga especializada en crecimiento personal, hablaremos de la importancia de querernos mucho a nosotr@s mism@s y de cómo podemos regalarnos un día especial con la mejor compañía, la propia.

san valentín, autoestima, ariana sabaté, psicóloga
Tú mism@, al igual que cualquier otra persona
en el universo, te mereces tu propio amor y afecto


Quererse a uno mismo es esencial para disfrutar de la vida y poder disfrutar de la felicidad, cuando nos sentimos bien con nosotr@s mism@s significa que nos aceptamos, nos respetamos y nos valoramos. Y así, es cómo se construye una buena autoestima, la cual es fundamental para el desarrollo de una personalidad segura de un@ mism@, consciente de las propias fortalezas personales y con una percepción positiva de poder afrontar las situaciones y una visión positiva del futuro. En San Valentín: ¡Quiérete!


¿Qué te parece si te das a ti mism@ una celebración?


"Las personas estamos acostumbradas a celebrar los acontecimientos importantes de nuestra vida de una manera social, sin embargo, es maravilloso cuando nos damos cuenta de que para celebrar no necesitamos ni acontecimientos importantes ni la compañía de otras personas" argumenta Ariana Sabaté. El simple hecho de estar a gusto a solas es ya una celebración en sí

san valetín, autoestima, ariana sabaté, psicóloga
El afecto hacia ti mism@ pesa más


¿Y qué es lo que puedes hacer?


¡Este San Valentín quiérete a ti mism@! Te recomiendo alguna de las siguientes actividades, las cuales puedes personalizar según tus propios gustos.

  • Spa y masaje: Nada como un buen tratamiento relajante para recuperar la vitalidad que el día a día nos arrebata. Busca por Internet algún pack de spa y masaje económico y celebra que tienes un fantástico cuerpo que te permite sentir el agua caliente y disfrutar de las caricias de un buen masaje.
  • Slow food: ¿Cuántas veces comemos sin siquiera darnos cuenta de que lo estamos haciendo? Permítete un día "slow food". Alimentarse de esta manera significa comer con atención especial a la calidad, los sabores y la procedencia de lo que comemos. Compra alimentos frescos y naturales, hazte con alguna receta saludable y deléitate con un delicioso plato. Disfruta de cada momento, prestando atención a los detalles. Escoge un lugar donde realizar la compra de una manera tranquila, escogiendo aquéllos ingredientes que más te apetezcan. Presta atención en la elaboración; pela, corta y trocea poniendo todos tus sentidos en ello. Y disfruta de la comida; aprecia su aroma, su textura y los distintos sabores que cada alimento va dejando en tu boca al masticar. 
  • Lectura con té: Prepara tu té favorito (o acércate a una cafetería que te guste especialmente) y junto a un buen libro, sumérgete en la fantasía, la aventura o la intriga que éste te relate. Aprovecha también el momento para reflexionar y pensar en lo a gusto que estás contigo, en las cualidades y fortalezas que tienes, piensa en aquéllo de tu vida con lo que ya estás content@ y en aquellas otras cosas u objetivos que te gustaría lograr.
  • Ten una cita con un gran pretendiente: Organiza la cita de tus sueños para ti. ¿Qué es lo que te gustaría hacer en una cita? Quizás te apetezca ir a cenar y luego a ver una película, o prefieras ir a tomar un café y ver una obra de teatro. ¡No lo dudes ni un instante y ve contigo! ¿Quién más que tú va a valorar y disfrutar el plan que has organizado?
"Conócete, acéptate y confía en ti mism@, tod@s somos diferentes y únic@s, y por supuesto, no nacemos con un nivel de autoestima determinado, sino que ésta se va desarrollando a lo largo de nuestro desarrollo vital" dice Ariana Sabaté. Los grandes enemigos de la autoestima son la comparación y la competición. Ser positiv@, aprender de los errores, relativizar las cosas, no depender de la aprobación de los demás y aprender a cuidarnos nos acercará, sin dudas, a una buena autoestima. 

san valentín, autoestima, ariana sabaté, psicóloga
¡Piensa en todas las fortalezas que tienes!


Si quieres empezar a tomar el mando de tu salud y bienestar personal para reforzar tu autoestima y si quieres aprender a cuidarte como forma de amor hacia ti mism@, no dudes en ponerte en contacto conmigo y te ayudaré en este camino de conocimiento y crecimiento personal. Para ello, puedes rellenar este formulario

jueves, 2 de febrero de 2017

Dejar de roncar


Dormir junto a alguien que ronca puede llegar a ser una molestia, sin embargo, no deberíamos considerar a los ronquidos como "simples molestias", pues según los expertos del sueño, roncar puede ser una señal de que algo pasa. A las personas que vienen aquejadas de esta problemática al Gabinete de Naturopatía siempre les digo lo mismo: Los ronquidos ajenos pueden ser muy molestos para la persona a la que no le permiten conciliar el sueño, pero también es un problema, en más de un sentido, para los propios roncadores: ya que en los casos más graves, los ronquidos incrementan el riesgo de derrames cerebrales e infartos

como dejar de roncar, como evitar roncar
¿Quieres volver a dormir como un niño?

¿Por qué roncas?


Antes de nada, es importante que sepamos por qué se producen estos fastidiosos compañeros nocturnos: Los ronquidos se producen cuando las vías respiratorias de una persona se estrechan, de manera que el tejido de la garganta vibra cuando el aire pasa por ahí y con esa vibración, se produce el sonido en cuestión. 

Muchas son las causas que pueden provocar los ronquidos pues no todas las personas los sufren por el mismo motivo. De esta manera, es importante saber identificarlos para poder encontrar una buena solución.

Los ronquidos pueden estar relacionados con la edad ya que a más edad, menor tono muscular hay en la garganta. También hay que tener en cuenta la forma en la que está construido el pasaje, el paladar y algún que otro problema tanto nasal como sinusal. Además, también influye el peso, el consumo del alcohol, ser fumador, tomar hipnóticos y la postura que se adopta en la cama. Por lo tanto, son muchos los factores a tener en cuenta para dejar de roncar.

¿Qué tipo de roncador eres?


  • De boca cerrada: En este caso, la lengua puede ser la causante del problema
  • De boca abierta: Se trataría de un problema relacionado con la garganta
  • Boca arriba: Si cuando roncas te encuentras boca arriba, el problema puede terminar con un simple cambio de hábitos de sueño y estilo de vida.
  • En cualquier posición: Puede ser un problema más serio, por lo que mi recomendación es acudir a un especialista en trastornos del sueño y evaluar la problemática. 
como dejar de roncar, como evitar roncar
Posiblemente, sus ronquidos están relacionados
con algún problema en la garganta

¿Qué funciona (y qué no) para dejar de roncar?


  • Tiras nasales: Según mi experiencia profesional, las vías nasales de las personas que roncan tienen un estrechamiento tan severo que las tiras no pueden actuar con suficiente profundidad. Desde la experiencia de las personas que acuden por este problema, puede que hagan menos ruido con ellas puestas pero el problema no desaparece. 
  • Dormir de lado: Se trata de una buena idea, ya que al dormir boca arriba la presión sobre el cuello es mayor. Así pues, dormir de lado puede suavizar el ronquido. 
  • Utilizar un humidificador de aire: Sólo funcionará si los ronquidos están causados por una congestión nasal o alergia, cuyos síntomas se agravan con el aire seco.
  • No tomar alcohol por la noche: El alcohol facilita la producción de ronquidos ya que relaja los músculos que mantienen abiertas las vías respiratorias. Por otro lado, esta substancia también está involucrada en tener un sueño menos reparador. 
  • Perder peso: Es común que una persona con sobrepeso tenga más tejido adiposo sobre el cuello. Este exceso de tejido oprime las vías respiratorias y produce las vibraciones de las que antes hacia mención. Perder peso, sin duda, puede contribuir a aliviar los ronquidos, y aunque no sea así, seguro que esta pérdida conlleva un buen número de beneficios adicionales para la salud.  
  • Almohadas especiales: Ninguna almohada especial ha demostrado científicamente su utilidad, además, durante la noche, dependiendo de la situación del cuello, las vías respiratorias se pueden estrechar o ensanchar, por lo que aunque tengamos una almohada especial, no podemos controlar este factor. 
  • Dejar de fumar: El tabaco incrementa la respuesta inflamatoria de la vía respiratoria, por lo que ésta se estrecha y facilita que se produzca la vibración. Además, se ha demostrado que el tabaco reduce el tono muscular de la garganta. Por estos motivos, constituye un hecho clave dejar de fumar para dejar de roncar.
  • Cenar ligero: Desde luego, es un factor a tener muy en cuenta. Si antes de ir a dormir hemos ingerido una copiosa cena, es mucho más probable que los ronquidos ocasionales hagan aparición.
  • Tomar infusiones calientes antes de ir a dormir: Según he comprobado a lo largo de los años, tomar una infusión caliente antes de acostarse no ayuda en absoluta en la reducción de los ronquidos, al contrario, estas infusiones pueden relajar excesivamente los músculos de la faringe, y por ende, aumentar las vibraciones.
como dejar de roncar, como evitar roncar
El tabaquismo está directamente relacionado con los ronquidos

¡Fortalece los músculos de tu garganta!


Como habrás podido intuir, el tono muscular de la garganta tiene mucha importancia en la producción o no de ronquidos. De esta manera, un tono muscular bajo facilita la emisión de estos sonidos y un tono muscular alto nos protege de roncar. Si te interesa aprender a fortalecer estos músculos, aquí encontrarás un vídeo explicativo con varios tipos de ejercicios para el fortalecimiento de los músculos de la garganta. 

como dejar de roncar, como evitar roncar
¡Y a dormir sin molestar al de al lado!


Si deseas recibir asesoramiento naturopático y nutricional puedes contactarme mediante este formulario